fbpx
Informe de Research Mayo 2019 | Silver Cloud Advisors
16407
post-template-default,single,single-post,postid-16407,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Informe de Research Mayo 2019

Informe de Research Mayo 2019

Mayo 2019

Estaría cumpliéndose el viejo lema financiero que reza “sell in may and go away” (vender en mayo y quedarse afuera), porque en general es un mes negativo para la bolsa americana. El sesgo negativo parece haberse instalado. En el mes el SP500 acumuló una pérdida de 6,4%, el DJ del -6,0% y el Nasdaq -8,5%. Lo que reanimó el animo vendedor fue el florecimiento nuevamente en términos muy duros de la guerra comercial entre US y China, e incluso con otros socios comerciales, y aunque parezca mentira, a través de Twitter. Esto infringió una volatilidad exacerbada en los mercados de equities. A la inquietud de los inversores se les suma un ciclo maduro de la economía americana y cierta incertidumbre sobre una eventual recesión. Un indicador predilecto de la Fed sobre la posibilidad en el futuro de una recesión es el diferencial de spread entre el rendimiento de la nota a 3 años y el bono a 10 años de la tesorería. Ese spread cayó a terreno negativo en 13 bps, exhibiendo una inversión de curva que no se veía desde el 2007. En los últimos 50 años, el rendimiento de la 3mTr superó al de 10Ytr en seis ocasiones, luego de lo cual la economía ha entrado en recesión.

Creemos que este ciclo está casi agotado, por lo tanto, habría que ser cautos a la hora de tomar riesgos. Por el momento, la pausa establecida por la Fed en el ciclo de suba de la tasa permite que dicha recesión no se vea acelerada. El mercado descuenta incluso un recorte próximo de la curva de tasas.

Por primera vez en bastante tiempo la variable más relevante para los argentinos, el dólar, salió del centro de la escena. Creemos que mayo significó un punto de inflexión en la política cambiaria del BCRA, después de lograr el guiño del FMI para poder intervenir en la ZNI de manera discrecional con los USD 9.000 mill disponibles en las cuentas del Tesoro, que en teoría es un monto para cancelar deuda. Por lo tanto, las bandas cambiarias desparecieron en la práctica, y esta nueva política se asemeja más a una flotación sucia. En todo mayo se observó una calma inusitada para esta variable, inclusive durante eventos externos que en el pasado reciente generaban movimientos muy violentos y disparaban las expectativas de devaluación e inflación (endurecimiento de guerra comercial, devaluación del real brasilero y volatilidad financiera internacional). El movimiento actual solo obedeció a un comportamiento de seguimiento de la dinámica de precios. En lo que va del año el dólar trepó 18% y si tomamos la inflación de abril acumulada fue de 15,6% (y estimando mayo un alza no menor al 3%); empardamos a la suba del dólar. El interés se posó sobre el ámbito político que capto toda la atención. Desde el espacio de la principal oposición, Unidad Ciudadana, sorprendió con la selección (por ahora no oficial) de la dupla Alberto Fernández – Cristina Kirchner a presidente y vice para participar de las PASO. Esto movió el tablero político, y quizás el espacio más perjudicado fueron los restantes contrincantes por fuera del oficialismo como Massa, Urtubey, Lavagna y Pichetto. A priori, el escenario de polarización se profundizó y el resultado sigue siendo muy incierto. El dilema que debe resolver el oficialismo tiene que ver con los resultados económicos. En materia cambiaria se logró cierta calma, pero la economía aún no arranca y eso es un elemento adicional de incertidumbre electoral. Según datos del INDEC, el EMAE acumuló su undécima caída en fila, al bajar 6,8% en marzo (interanual). Y con relación a febrero, el indicador retrocedió 1,3% (frenándose la recuperación intermensual).

El consumo no repunta, los supermercados exhibieron una caída de 14,5% en marzo, los mayoristas una merma de 16% y los shoppings baja de 16,6% (interanual). Seguimos siendo cautos con la situación local, el resultado binario del proceso eleccionario seguirá impactando de manera negativa introduciendo volatilidad de precios en activos domésticos.

Javier Salvucci y German Bertossa. #Research Silver Cloud Advisors.