fbpx
Informe de Research Febrero 2019 | Silver Cloud Advisors
16366
post-template-default,single,single-post,postid-16366,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Informe de Research Febrero 2019

Informe de Research Febrero 2019

Febrero mantuvo el sesgo optimista y continuó en la senda alcista de los mercados, aunque a un ritmo más moderado.

La guerra comercial y el endurecimiento de la política monetaria de EEUU, que explicaron la caída de los precios el año pasado, no han incidido.

Respecto a la primera, ha entrado en una especie de pausa. La agenda para alcanzar un acuerdo entre las dos principales potencias se postergó, luego de que el vencimiento de dicha agenda fue el 1° de marzo. Creemos que la lectura que hay que hacer es que los mercados y el resto del mundo interpretan que esta guerra tarifaria no va a ser tan perjudicial como se creía porque finalmente los daños de una u otra manera iban a llegar para ambos protagonistas.

Respecto a la política monetaria, el mensaje enviado por la FED de que será paciente en este proceso de normalización monetaria calmó la ansiedad de los inversores al disminuir el temor a una aceleración en el nivel de tasas. En un contexto de presiones inflacionarias controladas y un crecimiento moderado de la economía luce razonable que el presidente de la FED decida hacer una pausa. En otras palabras, dio a entender que el organismo no tiene apuro en su decisión de endurecimiento monetario, sino que se tomará un tiempo para evaluar la situación, lo que se denomina data-dependant. Por otro lado, también se esperan definiciones acerca de cómo irá disminuyendo el balance de la FED que totaliza alrededor de USD 4.000 millones.

Todo esto determinó que los inversores estuvieran dispuestos a tomar riesgos y se vieran muy beneficiados los mercados emergentes y el mercado accionario en general.

Las compañías incluidas en el SP500 presentaron balances con resultado positivo casi en su totalidad, con ventas que mostraron un crecimiento de 6,2% mientras que los beneficios reflejaron un incremento de 12,5%.

Se conocieron datos de crecimiento del PBI americano para el 4T-2018 y el resultado fue bueno: 2,6% frente al 2,3% esperado. Los gastos de consumo se mantienen sólidos con un alza de 2,8% (empujados por la demanda de durables, +5,9%) y la inversión sigue creciendo a tasas del 4,6%. Lo positivo es que el comercio exterior retomó vigor, las exportaciones crecieron al 1,6% frente a una caída de casi el 5% del trimestre anterior.

Hay que seguir de cerca la evolución de datos relacionados al Real Estate, el sector donde más debilidad se notó. Las ventas de casas usadas descendieron por tercer mes consecutivo, tocando un mínimo de tres años. La baja respecto a un año es de 8,5%. El precio promedio de venta por unidad fue el menor desde 2012. La situación del mercado de casas quedó reflejada en la evolución que tuvieron los ETF que replican a este sector, que registraron su peor año desde el 2008. Quizás este freno de la FED pueda ayudar a revertir estos resultados y motorizar la actividad en el sector inmobiliario.

En el plano local, otra vez el tipo de cambio volvió a llenar las primeras planas sin haberse generado un evento demasiado traumático: sólo fue un reacomodamiento del dólar que había arrancado el año en terreno negativo. Hasta mediado de febrero el dólar había caído 1,2%. Mientras que en enero ya se acumulaba 2,9% de inflación mensual y las expectativas de febrero estaban en 3,5%. Desde que comenzó este nuevo régimen monetario de bandas de flotación el dólar había acumulado una baja de 1,9% y la inflación sumaba un alza del 14% aprox. Fue el primer test al que se vio sometido el actual régimen cambiario. El BCRA, rápido de reflejos, decidió inmediatamente elevar la tasa de interés de la LELIQs y poner nuevamente en regla al dólar haciéndolo descender. Hay que recordar que previo a este suceso, la tasa de referencia había experimentado una abrupta caída desde último día de diciembre. El BCRA parece estar buscando el punto en que esa caída no produzca una huida del peso. Parece haberlo encontrado. Lógicamente el dato de inflación de enero no ayudó y pausó este proceso.

El tema inflacionario quizás sea el principal problema de los que desvelan al gobierno. La inercia parece no acabarse y la recesión actual no parece detener demasiado su ritmo.

En este sistema de control de agregados monetarios, donde la tasa de interés es endógena, si las expectativas de inflación no caen de manera notable la recesión podría ser más profunda de lo que estimábamos. Según la consultora de O.J.Ferreres, la actividad económica descendió 5,9% anual en enero y acumula 10 meses consecutivos en baja. La caída principal proviene de la industria (-8,3%). FIEL estimó que la producción industrial tuvo un desplome de 8,5% en enero, liderando esta baja el sector automotriz con un descenso del 32%.

En el actual nivel de tasas de interés el crédito está ausente en todos los rubros. El gobierno tomó nota de esto y anunció un monto de $100.000 millones de pesos para créditos subsidiados a PYMES a tasas menores al 30%. La clave para que la actividad se pueda recuperar es que las expectativas de inflación bajen y de esa manera se retome la senda bajista de la tasa de interés y comience a recuperarse el crédito.

Javier Salvucci. German Bertossa – Research Team, Silver Cloud Advisors